LA ENZIMA DAO Y LA DIETA BAJA EN HISTAMINA CARECEN DE RESPALDO CIENTÍFICO INTERNACIONAL COMO TRATAMIENTO DE LA MIGRAÑA.

Nueve organizaciones de profesionales de la salud confirman la falta de evidencia científica de este tratamiento.

La migraña es la segunda enfermedad más discapacitante de todas las enfermedades humanas, afecta mundialmente al 18% de las mujeres y al 6% de los hombres, según la OMS.

El tratamiento más eficaz es el individualizado, con antinflamatorios y triptanes (regulan el flujo sanguíneo cerebral)

Barcelona. 28 noviembre 2018. “No existe a día de hoy evidencia científica robusta que establezca una relación causal entre un déficit de DAO y la migraña, por lo que no está justificada la recomendación de ingerir la enzima DAO por vía oral en pacientes con migraña, afirma  el neurólogo Dr. Roberto Belvis, primer firmante de esta postura científica encargada por el Col·legi de Dietistes-Nutricionistes de Catalunya (CODINUCAT). Del mismo modo, “no se han hallado evidencias científicas que demuestren que dietas con bajo contenido en histamina puedan ser eficaces en la prevención o tratamiento de la migraña”, asegura la Dra. Isabel Megías, dietista-nutricionista autora de esta postura científica.

 “La Sociedad Internacional de las Cefaleas (IHS), máxima autoridad mundial en el estudio y tratamiento de la migraña, ni siquiera menciona la DAO en sus últimas revisiones de terapia de la migraña, tras años de investigaciones”, asegura el neurólogo Dr. Roberto Belvis.

El principio de precaución tendría que tenerse presente en la publicidad de las acciones terapéuticas especialmente en aquellos casos en los que las investigaciones se encuentren en sus primeras fases y no se cuente con niveles apropiados de evidencia científica, afirma la Dra. Nancy Babio, dietista-nutricionista y presidenta del CODINUCAT. Por ello, insiste a todos los profesionales sanitarios “el estricto cumplimiento del código deontológico”.

Diversas noticias aparecidas en los medios de comunicación en los últimos siete años afirman que un déficit de la enzima diamionoxidasa (DAO) es la causa de la migraña y que, por lo tanto, ésta puede tratarse ingiriendo comprimidos de DAO por vía oral a modo de tratamiento enzimático sustitutivo y, realizando una dieta de bajo contenido en histamina, “lo cual de momento no es avalado científicamente”, según la Dra. Isabel Megías y el Dr. Roberto Belvís.

 

Tratamiento eficaz

El doctor Belvis señala que el tratamiento recomendado internacionalmente tiene en cuenta tres ámbitos: 1 Identificar y actuar sobre los factores que a cada paciente le provocan sus ataques de migraña. 2. Tratamiento precoz del dolor agudo siempre, con antinflamatorios si el dolor es moderado y con triptanes (regulan el flujo sanguíneo cerebral actuando sobre los receptores de la serotonina), si es grave.3. Tratamiento preventivo cuando el dolor es frecuente, origina discapacidad importante o hay un abuso de analgésicos. Hay seis tratamientos con alto nivel de evidencia en eficacia: topiramato, valproato, flunarizina, amitritptilina, beta-bloqueantes, botox y ahora los nuevos anticuerpos monoclonales contra el CGRP.

Según afirma esta Postura que ha revisado la literatura científica publicada entre enero de 1988 y 2018 “No existe ningún estudio que demuestre la relación entre el déficit de DAO y la migraña”, pese a que un reciente estudio analizó la enzima DAO en pacientes con migraña y controles sanos; puesto que presenta diversas limitaciones metodológicas, y no aporta suficiente evidencia científica que fundamente un papel relevante de la enzima DAO en la génesis de la migraña. Esta Postura está realizada por el CODINUCAT y avalado por la Societat Catalana de Neurologia, los colegios de Dietistas-Nutricionistas de Madrid, Murcia, Castilla la Mancha, Andalucía; la Sociedad Científica Española de Dietética y Nutrición, Societat Catalana de Medicina Familiar i Comunitària  y la Societat Catalana d’Alimentació i Dietética Clínica.

En conclusión: Actualmente la bibliografía científica no evidencia una relación ni causal ni terapéutica entre la enzima DAO y la migraña. Asimismo, no existe suficiente evidencia científica que demuestre una asociación positiva entre el seguimiento de dietas con bajo contenido en histamina y la mejora del paciente con migraña. Se necesitan estudios bien diseñados y que demuestren esa relación causal para poder hacer recomendaciones terapéuticas. Por tanto, las entidades firmantes de este documento aconsejan a los pacientes que estén diagnosticados de migraña no someterse a ningún análisis de DAO, tratamiento con enzimas DAO o a realizar una dieta de bajo contenido en histamina, excepto en el contexto de un estudio autorizado bajo consentimiento informado.

La migraña

La migraña es una enfermedad común y frecuentemente discapacitante caracterizada por ataques episódicos de cefalea habitualmente moderada o grave, con síntomas neurológicos, gastrointestinales y otros.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la International Headache Society (IHS) estiman que la migraña afecta mundialmente al 18% de las mujeres y al 6% de los hombres. No obstante, la tasa podría ser mayor, puesto que alrededor del 60% de los pacientes no están diagnosticados.

La OMS, a través de su estudio Global Disease Burden del año 2017 considera que la migraña es la segunda enfermedad más discapacitante de todas las enfermedades humanas, dado que un día de migraña equivale en discapacidad a un día de ceguera o paraplejia.

El ataque de migraña dura más de 24 horas en el 50% de los pacientes y el 20-40% de los pacientes presentan más de un ataque de migraña al mes con un pico de prevalencia entre los 25 y los 55 años, la etapa más productiva de la vida. Como consecuencia de todo ello, el impacto económico de la migraña es enorme. Se  estima que la migraña es responsable de 112 millones de días de trabajo perdidos anualmente, suponiendo un coste en reducción de la productividad de 5-17 billones de dólares en los Estados Unidos.

Por otra parte, el 50% de los pacientes con migraña se automedica y la mitad de los que se medican se muestran insatisfechos con los tratamientos.

Como consecuencia de esta situación, en los medios de comunicación y en plataformas de información de la red, han proliferado las terapias sin asesoramiento médico especializado previo.

Los expertos mundiales en migraña están agrupados en la IHS que es la encargada de editar los criterios mundiales de la migraña en la clasificación ICHD (International Classification of Headache Disorders). Ésta revisa las evidencias de las teorías fisiopatológicas y de las terapias propuestas. En el caso de España, se aúnan en el Grupo de Estudio de Cefaleas de la Sociedad Española de Neurología (GECSEN).

La dieta baja en histamina

La histamina y otras aminas biógenas se hallan presentes en una amplia gama de alimentos, hecho que obstaculiza la realización práctica de la dieta y su compatibilidad con un patrón de alimentación equilibrado. Además, no existe un consenso claro sobre el criterio a seguir para clasificar un alimento como alimento con alto contenido en histamina.

A pesar de ello, quienes utilizan este tipo de dietas limitan en las mismas: el pescado azul y los pescados en conserva, las bebidas alcohólicas fermentadas (aunque su concentración en histamina es mucho menor a la del resto de alimentos, pero se atribuye al alcohol capacidad de inhibir la actividad DAO), alimentos fermentados y madurados (quesos curados, derivados cárnicos, chucrut, fermentados de la soja) y algunas frutas y verduras.

Son escasos y de poca calidad científica los estudios que han evaluado la eficacia de esta medida usada a nivel preventivo o como parte del tratamiento, hecho que hace que algunos autores cuestionen el uso de la dieta de bajo contenido en histamina de manera indiscriminada y poco individualizada.

Puedes leer la Postura científica en http://www.codinucat.cat/postures-cientifiques/

Per poder millorar els nostres serveis, utilitzem cookies de tercers per recopilar informació estadística. Més informació aquí. ACEPTAR