Gemma Peralta: “la ingesta fuera de las comidas suele tener un componente emocional”

 

gemma-peralta“En las ingestas fuera de las comidas el paciente no elige el alimento solamente por su contenido nutricional sino que ese alimento tiene otro tipo de aportación, puede representar parte de su identidad cultural o la identificación que ha hecho con determinados conflictos a la hora de tomar ese alimento”, indica la psicóloga clínica Gemma Peralta, quien será una de las ponentes de las jornadas anuales del CoDiNuCat, que se celebran el 10 de noviembre.

Este es uno de los puntos justamente que los dietistas-nutricionistas deberían valorar a la hora de ayudar a las personas mayores a incorporar nuevas pautas alimentarias, recomienda Gemma Peralta. Cuando el psicólogo empieza a trabajar en problemas de pérdida de peso o en cambios alimentarios hace una evaluación para conocer el tipo de ingesta. “Les pedimos los registros y aparte de solicitarles que apunten lo que comen, queremos que anoten cómo se han sentido antes de hacer ese tipo de ingesta. Esto les ayuda a reflexionar si realmente comen para cubrir necesidades o por motivos emocionales”.

El significado de la comida

En este sentido, la psicóloga explica que es muy importante conocer el significado de la alimentación “porque muchas veces a través de la alimentación tenemos en cuenta la cultura propia y el significado que las personas mayores dan a determinados alimentos, ya que las conductas de ingesta, fuera de las comidas principales, suelen tener un significado emocional. Y en esta edad, el hecho de mantener alimentos que han formado parte de su identidad y de su cultura, es clave”.

Nuestra alimentación está ligada, sin duda, a nuestra cultura familiar y personal, no solo a nuestra etnia. Por ello, es muy importante que cuando el profesional sanitario intente hacer un cambio nutricional tenga en cuenta qué alimentos forman parte de la identidad de la persona, de su cultura y conozca los alimentos que tienen sentido para esta persona. “A muchos inmigrantes les cuesta acostumbrarse a la pauta alimentaria del país porque les cuesta seguir manteniendo el estilo alimentario que mantenía en su lugar de origen. Y esto es importante cuando se trabaja con pacientes de culturas diferentes. Hemos de mantener los alimentos que les dan una propiedad y raíz cultural y las tendencias a nivel familiar que forman parte de la herencia educativa de la persona”.

Y aquí entraríamos en uno de los aspectos en los que la psicología puede ayudar a los dietistas-nutricionistas en la motivación de los pacientes para que realicen un cambio en su patrón alimentario. “Como estrategia motivacional uno de los primeros puntos es hacer este tipo de evaluación desligada del contaje nutricional y calórico e indagar y evaluar cuáles son los alimentos que tiene un significado para la persona y es básico tenerlos en cuenta en el cambio alimentario también y luego, poco a poco, ir haciendo cambios graduales para que pueda llevar a cabo la pérdida de peso o el cambio de tratamiento dietético”, añade esta especialista en temas motivacionales.

“Muchas veces nos derivan pacientes porque no están motivados para seguir el cambio alimentario y cuando hacemos esta valoración nos damos cuenta de que no está motivado porque no se ha conservado nada de lo que esta persona tomaba. La motivación va ligada también a este aspecto. No puede ser un cambio 100% en base a su alimentación porque desligarse de ciertos alimentos o no tomarlos les lleva a una incomodidad, a un estrés o a un cambio tan notable que no es posible seguirlo”, señala Peralta.

La importancia del estado emocional

Cuando se da una afectación a nivel emocional todavía más se debe adecuar el cambio alimentario porque si no ya es una resistencia al cambio. En la evaluación a nivel personal es importante tener en cuenta el estado de ánimo del paciente porque a esta edad el nivel de depresión suele ser más alto que en otras edades.

En estos casos cuando la persona está afectada por una depresión o sufre de ansiedad es importante que los hidratos de carbono no se restrinjan totalmente porque este tipo de alimentos son importantes ya que son los que se transforman en glucosa y si no hay este tipo de alimentos, el estado de ánimo puede verse más afectado”, comenta la psicóloga.

La psicóloga clínica impartirá la conferencia “Acompañamiento en el proceso de incorporación de nuevas pautes alimentarias” en las VI Jornadas del CoDiNuCat, que se celebrarán el 10 de noviembre en Barcelona. Durante las jornadas también se tratarán otros temas relacionados con la nutrición en la tercera edad, que es el tema que centra las jornadas de esta sexta edición.

Si quieres saber más sobre las jornadas, puedes clicar aquí

Per poder millorar els nostres serveis, utilitzem cookies de tercers per recopilar informació estadística. Més informació aquí. ACEPTAR